Victoria Ordóñez presenta Voladeros Ghiara con una edición limitada de 300 magnums

La bodega ha seleccionado para la elaboración de este vino la mejor barrica de Voladeros 2017 y lo ha sometido a una crianza sobre lías de cuatro años

El vino está inspirado en Baldomero Ghiara, tío y mecenas de Picasso y último gran productor de ‘Mountain Wine’ en los Montes de Málaga

Málaga, 5 de julio de 2022.- Bodegas Victoria Ordóñez ha presentado Voladeros Ghiara, una selección de la mejor barrica de la cosecha de 2017 de Voladeros que sale al mercado en una edición limitada de 300 magnums. Se trata de un Pedro Ximénez seco tranquilo, acogido a la Denominación de Origen Sierras de Málaga, un vino conocido hasta finales del siglo XIX como ‘Mountain Wine’, el mismo que los franceses denominaban ‘Vin de Málaga’ y que estaba entre los más reputados de Europa.

La bodega seleccionó la mejor barrica de la cosecha de Voladeros del año 2017 y la ha mantenido de forma natural durante cuatro años, dando como resultado un vino diferente en su carácter, extremadamente fino, delicado y elegante.

Voladeros Ghiara está elaborado a la manera de Baldomero Ghiara, tío y mecenas de Picasso, de ahí su nombre. Ghiara fue el último gran productor de ‘Mountain Wine’ y desde su lagar El Lince, ubicado en los Montes de Málaga, cambio para siempre el mundo del vino al introducir la asepsia industrial en la enología en el año 1904.

La uva de Voladeros Ghiara procede del pago tardío de Santo Pitar, en los Montes de Málaga, y se vendimiaron entre el 8 y el 12 de agosto a mano, en cajas de nueve kilos, con la única ayuda de mulas. Está fermentado en barrica de roble francés y sometido a algo más de cuatro años de crianza en esta barrica. A su término el vino se había estabilizado por sí solo. Tras el embotellado, tuvo una crianza en botella de ocho meses más.

Santo Pitar es un cerro situado a 1.019 metros de altitud cuya cara sur domina el mar Mediterráneo. En la cara norte se encuentran los viñedos centenarios y un viñedo prefiloxérico que se incorpora a esta elaboración. Una topografía extremadamente escarpada, con pendientes de entre el 46 y el 76 por ciento, obliga a realizar laboreo exclusivamente manual con técnicas de viticultura heroica. Los rendimientos en estas condiciones son muy bajos (900-1200 kg/Ha.).

Además, el suelo es extremadamente complejo y antiguo, pues tiene su origen en la Unidad Maláguide. Predominan las filitas (pizarra de origen arcilloso), que datan de hace 600 y 500 millones de años y provienen de fondos marinos muy profundos, y la grauvaca (rocas de arenisca de hace 400 a 350 millones de años). También se encuentran esquistos, intrusiones magmáticas, cuarzo, caliza, arcilla y arenisca. Debido a su heterogeneidad, los suelos de los Montes de Málaga son incatalogables. Son suelos de tipo metamórfico muy erosionables y extremadamente pobres en materia orgánica. Los cultivos se desarrollan directamente sobre la roca madre (litosoles).

Sobre la bodega

Victoria Ordóñez se encuentra en la zona de producción Montes de Málaga. En este entorno es donde comenzó en 2015 este proyecto enológico que apuesta, principalmente, por la variedad Pero Ximén (Pedro Ximénez) para preservar su cultivo e historia. La gran innovación que ha aportado esta bodega al mundo del vino es la vinificación con esta variedad y la recuperación de este vino tranquilo, prácticamente desaparecido hace más de un siglo. Asimismo, en 2016, reconociendo el enorme potencial de la zona, introduce la elaboración de sus vinos tintos de Cabernet Sauvignon y Petit Verdot de Montes de Málaga, potenciando aún más la imagen de calidad para esta zona.

La Pero Ximén es originaria de la provincia de Málaga y, en la actualidad, su cultivo, prácticamente, se concentra en los Montes de Málaga, donde existen viñedos prefiloxéricos de esta variedad. El llamado Vino Malagueño o Pero Ximén, también conocido como ‘Mountain Wine’ o ‘Vin de Málaga’, se elaboraba, fundamentalmente, como vino blanco seco.

Victoria Ordóñez elabora, además de Voladeros Ghiara, los blancos secos Jábega, La Ola del Melillero, Voladeros, Monticara y Voladeros PX, un vino tipo ‘orange’, que se exporta en su totalidad.

En 2016 la bodega, conocedora del valor enológico del terruño de los Montes de Málaga, inicia la elaboración tintos de alta gama, con largas crianzas en roble francés, a partir de dos variedades principalmente: Cabernet Sauvignon y Petit Verdot. Los resultados son Camarolos y Martí-Aguilar, respectivamente, referenciados en algunas de las mejores mesas de Europa.

Fuera de Málaga, Victoria Ordóñez mantiene un proyecto en la DO Rueda de elaboración de Verdejo sobre lías, La Pasajera, y otro amparado por la IGP Tierra de Castilla elaborado 100% con variedad Tempranillo, que recibe el nombre de Zetián.

La bodega cuenta con certificación del viñedo como producción ecológica y es la única que hace toda la vendimia y elaboración en la zona de producción Montes de Málaga. Los Montes de Málaga cuentan con un terruño de alta densidad mineral que datan de hace 600 millones de años. Se trata de una profunda sima marina que se elevó 1.000 metros por encima del nivel del mar, con presencia de fósiles marinos, magma volcánico, pizarras (filitas y esquistos), grawacas, caliza alabeada, sílice, cuarzo y granito.

Los Montes de Málaga son una zona de producción única, no solo por su suelo, que es único en el mundo, sino también por la antigüedad de sus viñedos, algunos prefiloxéricos; por su Historia, una de las más influyentes del mundo; por tener su propio folclore, los Verdiales; y por sus técnicas de viticultura de origen medieval, considerada heroica , ya que no existen las terrazas, y las pendientes escarpadas dificultan las labores del agricultor. Se trata de un viñedo en el que no entra el arado, sino que todo está cavado por la mano del hombre. Solo las mulas ayudan a cargar las cajas durante la vendimia.

Los vinos de Victoria Ordóñez han sido muy bien acogidos por la alta restauración, no solo en España, sino también en Europa y EEUU. Desde La Ola del Melillero a Martí-Aguilar, todos sus vinos están en las cartas de restaurantes con estrella Michelin, un hecho que contribuye a posicionar los vinos andaluces de calidad en la alta restauración.

Más info: Gabinete de Prensa Externo
Teléf. 655 52 79 48